jueves, 30 de julio de 2009

TEORÍA DE LA PSICOLOGÍA EDUCATIVA



Como bien lo indica su nombre la psicología educativa es una ciencia interdisciplinar que se identifica con dos campos de estudios diferentes pero interdependientes entre sí. Por un lado las ciencias psicológicas y por otro las ciencias de la educación. El núcleo central entre estas dos ciencias es aquello que provee a la psicología educativa de una estructura científica constitutiva y propia que viene conformado a través del estudio del aprendizaje como fenómeno psicológico que depende básicamente de las aptitudes, diferencias individuales y del desarrollo mental y también como factor fundamental de la educación en cuanto objetivo de la enseñanza o relación maestro-alumno. La psicología educativa se ocupa de los procesos de aprendizaje de temas educativos y de la naturaleza de las intervenciones diseñadas para mejorar ese aprendizaje. No es tanto una rama separada de la psicología sino como un conjunto de preguntas y preocupaciones que psicólogos con diferentes formaciones diferentes métodos y diferentes perspectivas sobre el aprendizaje y el desarrollo se han planteado de diferentes maneras a lo largo de décadas. No obstante la psicología educativa ha de ser tratada como una ciencia autónoma poseedora de sus propios paradigmas que van desde el estudio experimental hasta el tratamiento de problemas específicamente educativos que se producen en el ámbito escolar. Podemos señalar por tanto que la psicología educativa trata de cuestiones tales como:
El proceso de aprendizaje y los fenómenos que lo constituyen como la memoria, el olvido, la transferencia, las estrategias y las dificultades del aprendizaje.
Los determinantes del aprendizaje, partiendo del estudio de las características del sujeto cognoscente: disposiciones cognitivos, afectivas y de personalidad que pueden influir en los resultados del aprendizaje; la enseñanza y desarrollo del pensamiento, implicaciones educativas; y los alumnos con necesidades especiales.
La interacción educativa existente entre maestro-alumno, alumno-alumno, maestro-alumno-contexto educativo, así como la educación en el ámbito familiar, la estructura y proceso del aula como grupo, y la disciplina y control en la clase.
Los procesos de instrucción: procesos psicológicos de la instrucción, instrucción y desarrollo, objetivo de la instrucción, la enseñanza individualizada, la evolución psicoeducativa y el proceso escolar.
En el desarrollo de la psicología educativa han sido esencialmente relevantes tres grandes tendencias dentro de la psicología cognoscitiva. En primer lugar se ha producido un giro hacia el estudio de formas de comportamientos cognoscitivos cada vez más complejas incluyendo las que forman parte del currículum escolar. En segundo lugar ha habido un interés cada vez mayor en el papel del conocimiento del comportamiento humano dirigiéndose los esfuerzos en la actualidad a encontrar maneras para representar la le estructura del conocimiento y a descubrir como se usa el conocimiento en las diferentes formas del aprendizaje. Como consecuencia natural de este interés ahora la atención se centra en el carácter significativo y la comprensión como parte normal del proceso de aprendizaje. Por el momento la psicología educativa se ha caracterizado como una ciencia muy descriptiva que analiza la ejecución pero que no produce sugerencias para mejorarlas.
El fin de la mayoría de los psicólogos educativos es de convertirla en una ciencia descriptiva capaz de guiar procesos de enseñanza así como de describir procesos de aprendizaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada